/

¿Qué le puede decir el dolor sobre lo que puede estar mal?

¿Qué le puede decir el tipo de dolor que experimenta sobre lo que puede estar mal?

En general, el dolor se clasifica en dos categorías: dolor agudo y dolor crónico.

Dolor agudo

Es un tipo de dolor que comienza repentinamente y suele ser agudo. El dolor agudo suele aparecer después de una lesión o accidente, como un corte, una quemadura o un traumatismo.

Este tipo de dolor suele resolverse por sí mismo o tras una intervención médica en menos de 6 meses.

Dolor crónico

El dolor crónico no es específico de ningún tipo de dolor, sino que es un dolor que no desaparece después de 6 meses o más. Puede tener una gran variedad de causas y puede estar presente incluso después de que se haya resuelto un problema. Estos dolores suelen requerir un enfoque multidisciplinario para ser resueltos. Por ello, muchos afectados sufren también problemas de salud mental.

Debido a la complejidad del dolor, éste se desglosa en dolor nociceptivo y dolor neuropático. En pocas palabras, describe la afectación de los nervios.

Los nociceptores son receptores del dolor en la piel que se estimulan a través de un impulso externo, como cualquier tipo de impacto, corte o quemadura.

El dolor nociceptivo es el tipo de dolor más común, ya que va desde los impactos leves a los graves. Se puede sentir en cualquier parte del cuerpo (soma) y se denomina dolor somático y suele tener un carácter agudo. Además, el dolor nociceptivo también puede sentirse en los órganos (vísceras) y se denomina dolor visceral. Este dolor suele describirse como persistente, sordo y difuso.

Mientras que el dolor neuropático surge de una lesión nerviosa directa y, por tanto, suele convertirse en un dolor crónico.

El neuropático puede ser el resultado de una enfermedad degenerativa y está causado por un daño nervioso subyacente.

Con esto en mente, puede ser capaz de entender lo que está sucediendo en su, cuerpo o lo que puede ser la causa del dolor.